El ansiolítico más rápido, eficaz y natural no se vende en farmacias

No lo leas, escúchalo.

La ansiedad es el malestar psicológico más común de nuestros días. Es un hecho.

9 de cada 10 personas que entran por la puerta de nuestra consulta describen sus síntomas como la principal razón para decidirse a pedir ayuda: es abrumadora, incapacitante, puro bloqueo, y cuando por fin afloja, nos deja con una pésima autoestima.

Algunas de esas personas pasan “rebotadas” de psicólogo en psicólogo con los que han estado trabajando técnicas que no les han ayudado demasiado, y no es porque no sean buenos profesionales ni buenas técnicas, sino porque es un tema complejo y cuando algo no funciona bien, no basta con aprender a “conducir”, es necesario aprender “mecánica”.

¿Cuántas veces te entró el pánico al ver que tu coche podía dejarte tirado en el peor momento y tú sin tener ni idea de qué hay bajo del capó?

No saber cómo funcionan las cosas nos deja en manos de fórmulas mágicas, y la magia es atractiva pero traicionera porque no tenemos control sobre ella. ¿Querer es poder? En realidad, conocer es poder.

Un psicólogo especialista en ansiedad debe darnos siempre unos conocimientos mínimos sobre cómo funcionan el cambio de marcha, el acelerador y el freno ¿Qué opináis?

En este artículo os lo vamos a contar de manera sencilla, aunque si lo que queréis es sólo la fórmula ansiolítica siempre podéis bajar hasta el final del artículo.

¿Qué nos ocurre cuando tenemos ansiedad?

El cuerpo es como una gran maquinaria en la que suceden simultáneamente un montón de cosas

La ansiedad no es ni más ni menos que el Sistema de Alerta Roja ante una posible amenaza, y por lo tanto es un fenómeno complejo en el que influyen muchos factores, pero aplicando este sencillo truco hay menos posibilidades de perder el control.

Un poco de mecánica…

El encargado de gestionar la amenaza y el estado de alerta máxima es el Sistema Nervioso Autónomo, que es la parte del procesador central que se encarga de realizar los ajustes independientes de nuestra voluntad.

Lo entenderéis mejor con un ejemplo:

Tu madre ha hecho croquetas de cocido, tu perdición.

  • Lanzas una mano ávida por atrapar el manjar de los dioses de tu casa: Sistema Nervioso Voluntario
  • Se te acelera el pulso, salivas, respiras más rápido, aumenta la tensión muscular, ¿¿de verdad hay que esperar a que llegue Papá para probarlas??: Sistema Nervioso Autónomo.

Nuestro sistema nervioso es como un coche automático

¡Sorpresa, este coche es automático! Casi todo sucede de manera independiente de nuestra voluntad, o lo que es lo mismo, al margen de nuestra conciencia, pero eso no quiere decir que no podamos reducir la marcha, Veamos cómo:

EL ACELERADOR, se corresponde con la Rama Simpática del Sistema Nervioso Autónomo.

  • Acelera el ritmo cardíaco.
  • Aumenta el ritmo de la respiración y con ello el aporte de oxígeno.
  • Aumenta la presión arterial.
  • Aumenta la tensión muscular.
  • Cocktail hormonal de activación.

¿Cómo se pisa el acelerador? Se activa cuando inspiramos, cuando cogemos aire.

EL FRENO, se corresponde con la Rama Para-simpática del Sistema Nervioso Autónomo (La recordaréis como la que “para” a la Simpática):

  • Disminuye el ritmo cardíaco.
  • Disminuye el ritmo de la respiración y con ello el aporte de oxígeno.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Disminuye la tensión muscular.
  • Cocktail hormonal de parada.

¿Y cómo se pisa el freno? Se activa cuando espiramos, cuando EXPULSAMOS aire.

Ahora ya sabes cuál es el ansiolítico más rápido, efectivo y natural:

  • Cuando tengas la sensación de que estás perdiendo el control en algún sentido, coge un poco de aire (no mucho, que marea) y suéltalo muuuy lentamente.
  • Cuando alguien te diga para tranquilizarte: “toma aire, toma aire”, recuerda que no se trata de tomarlo sino de expulsarlo.
  • En menos de dos minutos verás que estás más tranquilo.

En próximos artículos os daremos más trucos para conocer y manejar vuestra ansiedad. Si deseas más información, no dudes en contactar con nosotros. En PSINTRA contamos con psicologo especialista en ansiedad.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLámanos ahora 634 552 227
Ir arriba

¿Necesitas que te echemos una mano?
Somos especialistas en Ansiedad, Duelo y Trauma.

Una CRISIS SANITARIA como la que estamos viviendo actualmente nos rompe los esquemas y pone a prueba nuestros recursos.
Tanto si estás en contacto directo con la COVID-19 o sus consecuencias,
como si estás lidiando con el confinamiento, en compañía o en soledad,
es NORMAL que te veas secuestrado por cambios bruscos en tu estado de ánimo o sentirte presa del ESTRÉS, la ANSIEDAD, la TRISTEZA, y/o el MIEDO.
No tienes por qué pasar esto solo.