Ansiedad en Opositores

Inicio » Ansiedad » Ansiedad en Opositores

¡Me quiero especializar! Cuando uno se decide a opositar se empieza con muchas ganas y muy motivado, ya que, si lo consigues, puedes llegar a obtener ese puesto de trabajo que tanto deseas.

Gran parte de los que deciden opositar o prepararse cualquier tipo de especialización, padecen ciertos síntomas de ansiedad o similares.

Síntomas de la ansiedad en opositores

Algunos de los síntomas reflejados en el opositor pueden ser:

  • Bajo rendimiento.
  • Cansancio generalizado.
  • Intranquilidad
  • Pensar en rendirse y no presentarse a la oposición.
  • Dificultades para dormir y mantener el sueño.

La motivación y la ilusión mantenida durante los primeros meses generan una expectativa positiva en torno a las posibilidades de alcanzar la meta. No obstante, la rutina, la monotonía, el aislamiento y el descenso de actividades lúdicas y reforzantes influirán negativamente en los estudiantes, dando lugar a diferentes “crisis personales” y dudas sobre el deseo de continuar con este proceso.

Problemas físicos

Además de estos síntomas psicológicos se le pueden sumar varios problemas físicos como:

  • Fatiga
  • Dolor de cabeza.
  • Tensión muscular.
  • Temblores
  • Tics
  • Mareos
  • Sensación de falta de aire.

La ansiedad no es una enfermedad como tal, pero si se alarga mucho en el tiempo puede generar efectos negativos a nuestra salud. Como consejo, hay que conocer como nos afecta a nosotros mismos para saber tratarla de la mejor manera. Es importante actuar antes de que sea demasiado tarde para poder superar la ansiedad y poder presentarse a las oposiciones sin ningún problema.

En PSINTRA PSICÓLOGOS somos especialistas en tratamientos de ansiedad. Si te sientes colapsado con la situación y necesitas ayuda profesional, no dudes en contactar con nosotros.

LLámanos ahora 634 552 227
Ir arriba

¿Necesitas que te echemos una mano?
Somos especialistas en Ansiedad, Duelo y Trauma.

Una CRISIS SANITARIA como la que estamos viviendo actualmente nos rompe los esquemas y pone a prueba nuestros recursos.
Tanto si estás en contacto directo con la COVID-19 o sus consecuencias,
como si estás lidiando con el confinamiento, en compañía o en soledad,
es NORMAL que te veas secuestrado por cambios bruscos en tu estado de ánimo o sentirte presa del ESTRÉS, la ANSIEDAD, la TRISTEZA, y/o el MIEDO.
No tienes por qué pasar esto solo.